SAÏDIA 

Saïdia, un destino cercano, poco conocido, que teníamos desde hace tiempo ganas de visitar.  Hace unos días regresamos con las expectativas cubiertas y con ilusión por compartirlo.

Se encuentra a una hora por carretera de Melilla, en la costa de la región de Nador, Marruecos. Su playa natural nos conquistó, 13 kilómetros de fina arena blanca. Cuenta con un paseo marítimo que conecta el pueblo de Saïdia al este con un puerto deportivo al oeste, dibujando la silueta de la playa. Para llegar a la orilla hay que pasar por unas pequeñas dunas salvajes cubiertas de vegetación que regalan intimidad alejando la zona más llana de arena de la avenida. La marea jugaba a mojarnos los pies mientras paseábamos y pudimos descubrir la paz que emana el lugar. Gracias a su extensión, la playa resulta muy tranquila e íntima, si te alejas de la zona de hamacas de los hoteles puedes disfrutar de una privacidad casi plena.

Encontramos una oferta hotelera de calidad. Nos alojamos en el Resort Be Live Saïdia, confortable y acogedor. Su estructura y decoración respetan la cultura local. Nuestra habitación era muy amplia y cómoda, con estancias separadas. Una zona de lavabo y vestidor separaba el baño de la habitación y el salón con acceso a una terraza a la altura del jardín. Ofrece dos zonas de piscinas, una principal donde nos refrescamos con un Vermut  en su Pool Bar disfrutando de la música y el equipo de animación y otra, independiente, con ambiente de relax. Cuenta con un restaurante principal tipo buffet, donde es posible probar platos marroquíes, y dos restaurantes a la carta. Disfrutamos su gastronomía pero la encontramos básica. Destacar la amabilidad de su personal. Muy cerca, se encuentra el complejo Iberostar Saïdia, con una temática similar, que no pudimos conocer ya que aún no había comenzado su temporada.

Pudimos visitar los Hoteles Meliá Saïdia Garden, más pequeño y tranquilo, pensado para disfrutar su campo de golf, y el Meliá Saïdia Beach. Recién abiertos, cuentan con unas instalaciones muy modernas. Este último se encuentra muy cerca del puerto y en primera línea de playa con un chiringuito para disfrutar con los pies en la arena. Habitaciones amplias cuidadas al detalle entre las que destacamos la Suite Garden, perfecta para disfrutar en pareja. Otro de los puntos fuertes del hotel es su oferta gastronómica. Pudimos saborear su buffet principal que conquistó nuestro paladar. Productos de primera calidad, cocina en vivo, gran variedad… un acierto para los comensales más exigentes. También ofrece restaurantes de especialidad a la carta. La única pega que le sacamos al hotel es que dada su cercanía a zonas húmedas como el campo de golf es imprescindible no olvidar en casa el repelente antimosquitos.

Como opciones de ocio en la zona hay campos de golf, un parque acuático recién inaugurado y os dejamos algunas excursiones a tener en cuenta. Visitar la ciudad de Melilla declarada Patrimonio de la Humanidad, su ciudad vieja y su centro modernista que merecen un paseo por sus calles. Conocer la medina de la ciudad de Nador. Hacer una excursión 4x4 para poner a prueba tu adrenalina y disfrutar los paisajes de la zona. Visitar el pueblo de Saïdia o el cercano Berkan, famoso por las imitaciones que se venden en su medina. También es posible pasear a lomos de un dromedario por la playa.

Para llegar hasta Saïdia la opción más cómoda es volar hasta Melilla para más tarde hacer el traslado al hotel en bus. Otra opción, más divertida sin duda, es llegar hasta Melilla en ferry saliendo del puerto de Málaga o Motril. A bordo organizan fiestas y es muy agradable disfrutar el paseo en barco. Para cruzar la frontera con Marruecos con nacionalidad española es suficiente con tener el pasaporte vigente, el personal del tour se encarga de todos los trámites para agilizar el paso entre ambos países sin que nos tengamos que preocupar por nada.

Regresamos a Madrid con la piel más bronceada y el bonito recuerdo de un destino donde es posible degustar la gastronomía marroquí, descubrir la amabilidad de su gente y disfrutar de una playa única.

AGRADECIMIENTOS Y MENCIONES 

Agradecer a Luxotour la oportunidad de conocer el destino y a su equipo comercial, cercano y amable. Gracias Rafa y José Manuel por el trato. A la naviera Armas  por cuidarnos tan bien a bordo. A todo el personal de Be Live Saidïa por su recibimiento y hacer nuestra estancia tan agradable. A Meliá hotels por abrirnos sus puertas y dejarnos conocer su forma de trabajo. A todos nuestros compañeros de viaje.

¿Conoces el destino? ¿Estas pensando en viajar a Saïdia?

Cuéntanos tus impresiones o comparte tus dudas con nosotros

¡Que entre viajeros todo sume!

Saïdia

por | Jun 4, 2018 | Internacional, Sin categoría |

Pin It on Pinterest

¡Comparte este artículo!